Opinión Esencial: Moffie

“Joto”, “Afeminado”, “Faggot”, “Puff”, son algunos de los términos denigrantes en los que la comunidad gay son llamados en algunas partes del mundo; en el caso de Sudáfrica la palabra es, “Moffie.” Una simple palabra que a pesar de uso recurrente durante y posteriormente el apartheid, crea inseguridades en individuos que perduran por décadas, pero en el caso de el filme Moffie, la palabra es usada para reclamar poder. La cuarta ópera prima del director Oliver Hermanus, basado en la autobiografía de André Carl van der Merwe, relata el proceso de un sudafricano de 18 años, llamado Nicholas (interpretado por el sudafricano Kai Luke Brummer) en busca de su identidad, mientras es reclutado en el servicio militar y entrenado para el pelear en el conflicto de 1981 con Algora. Es así como son presentados inseguridades raciales prevalecientes en un ambiente masculino tóxico, y Nicholas comienza a tener sentimientos encontrados que marchitan su sexualidad en una sociedad religiosa y patriarcal donde lo único que importa es honrar una sociedad que está al borde del colapso.

Moffie

La belleza de la sabana sudafricana se ve reflejada en la cinematografía de Jamie D. Ramsay, y los detalles en los rasgos masculinos de los soldados, hacen de esta cinta un viaje surreal entre una salvaje y pintoresca violencia. El entorno explícito lleno de sudor, pláticas varoniles y lo opuesto a una comunidad civilizada, crean una atmósfera donde no puedes dejar de ver lo que pasa en el campo de entrenamiento. El uso de música clásica en muchas escenas duras de procesar, crean una seducción para el espectador donde el dolor físico humano se ve reflejado a través de la naturaleza de lo que conlleva ser un hombre primitivo.

El tono de las escenas crean un balance en un hábitat natural, lleno de testosterona, abriendo pie a una sensibilidad única, y en particular, en una escena que lleva a cabo en las afueras del campo donde entrenan Nicholas y otro soldado llamado, Stassen. La curiosidad y el deseo de intimidad florecen en esta escena, muy al estilo de Gus Van Sant’s My Own Private Idaho, pero con un tono más sutil donde los protagonistas están actuando en instintos que ni ellos entienden. En si, no hay un momento climático en la película al estilo de muchas películas de temas LGBTQ, pero se pudiera decir que Moffie es un estudio narrativo en lo nocivo que puede llegar una sociedad a ciertos grupos marginalizados.

La cinta nominada a mejor película en el Festival de Cine de Londres BFI 2019 narra el racismo en la cúspide del apartheid, y es reflejada en cada minuto de la película. Se puede ver como sudafricanos negros eran tratados por colonizadores, como en la escena llevada a cabo en una parada de tren donde los soldados agreden a un individuo de tez negra desde la carrozas del un tren, y en otras escenas donde soldados son acusados de ser homosexuales, la humillación verbal es presente, pero también detalla cómo estos individuos eran vistos como una degenerados mentales, y los acusados eran mandados a la sección 22 de la facilidad militar.

El debut cinematográfico de Kai Luke Brummer, interpretando a Nicholas, y la actuación de Hilton Pelser, como el agresivo sargento Brand, hacen de Moffie un perfecto lanzamiento internacional para ambos actores ya que sus personajes son un reto demostrando extremos psicológicos a los que puede llegar una persona llena de miedo e inseguridad.

Moffie, explora con autenticidad y vulnerabilidad una historia que no ha sido contada a nivel comercial, y gracias a la tenacidad del escritor-director Hermanus, esta cinta ayudará a entender el antes y después de una sociedad lidiando con trauma, y detalla de una manera brutal la noción que como la exterminación hacia lo diferente no siempre es algo táctil, sino también, mental. Hermanus y Van der Merve narran a través de un un alma inocente las dos emociones extremas que motivan a todo ser humano: amor y odio.

This slideshow requires JavaScript.

David Edgardo

David Edgardo

Author
Mexican/American living in London. Analyst by day. Writer by night. Completed a MSc on “International Security and Global Governance” at Birkbeck: University of London. Will publish his first novel in 2019.
David Edgardo
David Edgardo

Latest posts by David Edgardo (see all)