Opinión Esencial: 120 Pulsaciones Por Minuto

120 Pulsaciones Por Minuto, situada en los 90s, relata en una forma íntima y cruda, la travesía de integrantes del grupo ACT UP en París, en tratar de despertar una sociedad ignorante acerca de la masacre que está ocasionando el SIDA. Durante la película de casi tres horas, el diálogo entre los personajes se convierte una parte esencial de entender la posición de la comunidad francesa para tratar de erradicar una enfermedad donde se creía que era exclusiva de homosexuales.

120 Pulsaciones Por Minuto

Stream

Purchase

La cinta, premiada en el festival Cannes en 2017 y ganadora del premio Grand Prix 2017, relata lo sucio pero necesario que un movimiento puede llegar a ser para lograr un objetivo. El protagonista Nathan, interpretado por Arnaud Valois, se une al movimiento, y la audiencia se adentra a este mundo caótico junto al serio y observante personaje .El actor argentino Nahuel Pérez Biscayart, interpreta a Sean, uno de los primeros miembros de ACT UP con un espíritu guerrero enfocado a hacer todo lo posible para encontrar una cura. Un romance nace entre Nathan y Sean, mostrando cuán trágico, humano pero esencial que es el espíritu humano en tiempos difíciles. Mientras la película puede parecer pesada en diálogo y tomas, el corazón yace en la forma en que los protagonista relatan sus historias con la enfermedad y cómo les ha afectado directa e indirectamente sus vidas.

La fragilidad y valentía del grupo ACT UP para usar cualquiera medida, tan inmoral y poco convencional que el método sea para llamar a atención de una sociedad homofóbica ,es mostrado en diferente escenas que si bien parece ser más caos que demostración, ejemplifica lo difícil que era ser parte de un grupo tan controversial como era ACT UP.

El director y escritor de esta cinta, Robin Campillo, transforma la narrativa del filme, con temas sociales y políticos, en una historia enfocada en las relaciones humanas que a pesar de la masacre que ha dejado la epidemia, el alma de la historia está fortificada en las actuaciones y simbolismos cinematográficos. Campillo logra con simples tomas de fiestas y escenas de activismo lo esencial ser parte de una comunidad donde acción, educación y protección eran esenciales para salvar vidas. La energía de la cinta ayuda a comprender lo importante que era vivir en un tiempo donde la muerte estaba en la mente de todos y la pérdida de miembros de ACT UP muestra lo rápido e indiferente que era este virus a todo ser humano.

Mientras muchas cintas han relatado la lucha contra el SIDA en diferentes tiempos y comunidades , como lo han hecho,“The Normal Heart” (2014) o “Philadelphia” (1993), 120 Pulsaciones Por Minuto se enfoca en el espíritu francés y la cruda realidad que dejó esta enfermedad en los 90s. El no romantizar un periodo donde el optimismo era casi nulo, era necesario de explorar en un ambiente cinematográfico. Y por mas grafico y efímero que el SIDA fue a principios de los 90s, 120 Pulsaciones Por Minuto recuerda a una audiencia, lejana a la noción que ser VIH positivo sería el fin de una vida; que hubo un tiempo donde el activismo social y la lucha contra la ignorancia fueron esenciales para no dejar que este virus ganara. Así como las camisas que los integrantes de ACT UP usan en el Orgullo Gay de París con el slogan “Silence=mort”, el silencio es el enemigo y es un recordatorio de las millones de personas que murieron en los 90’s que no pudieron disfrutar de las libertades que muchos disfrutan hoy.

Lejos de ser nostálgica, 120 Pulsaciones Por Minuto deja una sentimiento de alivio al terminar de ver esa cinta estando agradecido, que lo que acaba de ver, no es la presente realidad, sino un homenaje a todas las vidas perdidas por una enfermedad que robo potencial pero creó una revolución, que hasta esta fecha, sigue pulsando minuto a minuto a través de nuevas generaciones al no dejar que la ignorancia y silencio ganen de nuevo.

This slideshow requires JavaScript.

Facebooktwittergoogle_pluslinkedin
David Edgardo

David Edgardo

Author
25-year-old Mexican/American living in London. Finished a MSc on “International Security and Global Governance” at Birkbeck: University of London. Volunteer as writer/blogger for “The Wiener Library for the Study of the Holocaust and Genocide.” In 2018, will publish his debut novel called The Boy Who Felt Too Much.
David Edgardo

@dave_edgardo

Latino in London. Analyst by day, Storyteller by night. "We are all in the gutter, but some of us are looking at the stars"
RT @MaryEngleheart: I met Mohamed coming out of the tube at Canary Wharf this morning. He came to the UK as a child refugee and has two deg… - 11 hours ago
David Edgardo

Latest posts by David Edgardo (see all)